El nuevo obispo de El Paso ve a la diócesis 'comprometida profundamente con la fe católica'

Por Andy Sparke

Catholic News Service

7/12/2013

Obispo Mark J. SeitzEL PASO, Texas (CNS) – El obispo Mark J. Seitz prometió guiar a su rebaño dentro de un nuevo siglo que se caracterice por la nueva evangelización en momentos en los momentos de toma de posesión como obispo para la diócesis de El Paso, que cuenta ya con cerca de 100 años de existencia.

En una homilía presentada tanto en inglés como español, el obispo Seitz se dirigió a unas 4,000 personas que habían asistido a la Misa de toma de posesión en la gran sala de El Paso Convention and Performing Arts Center, el 9 de julio.

Y prometió escuchar la voz del Señor en las palabras de los sacerdotes, diáconos, seglares "y en la voz de los pobres, pues estoy seguro que el Señor hablará por medio de todos ellos".

"Tengo confianza en la voz del Santo Padre Francisco y en el magisterio de la iglesia", dijo.

El arzobispo de San Antonio, Gustavo García-Siller, encabezó la ceremonia de toma de posesión, a la que asistió el cardenal Theodore E. McCarrick, arzobispo jubilado de Washington, más 22 arzobispos y obispos de Texas, New México, Arizona, Oklahoma, California, Luisiana, Wyoming, Illinois y Nebraska.

En su homilía, el obispo Seitz compartió sus impresiones de visitas hechas a algunas localidades de la diócesis de El Paso, en el lapso de tiempo posterior a su nombramiento y dijo: "Puedo ver que la diócesis está comprometida profundamente con la fe católica".

Y haciendo notar que el nombre de la ciudad de El Paso se deriva de El Paso del Norte, camino transitado por los primeros exploradores españoles y misioneros, dijo que ese territorio ha sido desde hace mucho tiempo faro para "refugiados e inmigrantes, personas tan amadas por el Señor".

El próximo mes de marzo, en la diócesis de El Paso se celebrarán los 100 años de aniversario de su fundación declarada por el papa Pío X. La diócesis está conformada por 10 condados que abarcan unas 26,700 millas cuadradas en el extremo occidental de Texas, entre Nuevo México y el país de México, y cuentan con una población católica de más de 650,000 personas.

El obispo Seitz les dijo a las personas que se habían congregado para la toma de posesión: "Les haré un llamado para que se abra un nuevo capítulo en la historia de la diócesis en este nuevo siglo".

"El mundo necesita el testimonio de la fe ahora más que nunca", dijo. "Este es el momento para una nueva evangelización".

Más de 800 católicos de la diócesis fielmente se congregaron en la catedral de San Patricio, casi en su lleno total, para la ceremonia de Vísperas, la noche anterior de la toma de posesión del nuevo obispo.

El obispo Armando X. Ochoa de Fresno, California, administrador apostólico de El Paso y antiguo obispo de la diócesis, se reunió con el obispo Seitz a las puertas de la catedral y lo acompañó hasta el altar en medio de aplausos por parte de los fieles. El obispo Ochoa fue nombrado para Fresno en el mes de diciembre del 2011.

El coro de la diócesis dirigió a los entusiastas asistentes en cánticos de los salmos e himnos de la ceremonia.

En su homilía, el obispo Seitz dijo que su nombramiento como nuevo obispo de El Paso había sido al mismo tiempo "una gran sorpresa y gran alegría".

Y dijo que tenía la ambición legítima de ser santo "como el padre Pedro de Jesús Maldonado que fue ordenado en esta catedral". El padre Maldonado murió siendo mártir en el estado mexicano de Chihuahua en la década del 1930 y fue canonizado por el papa Juan Pablo II

EL PASO, Texas (CNS) – El obispo Mark J. Seitz prometió guiar a su rebaño dentro de un nuevo siglo que se caracterice por la nueva evangelización en momentos en los momentos de toma de posesión como obispo para la diócesis de El Paso, que cuenta ya con cerca de 100 años de existencia.

Published
Back