Cuaresma viene ‘a redespertarnos’, dice el Papa en Misa de Miércoles de Ceniza

Por Cindy Wooden

Catholic News Service

3/13/2014

El Papa Francisco recibe las cenizas de parte de Cardenal Jozef Tomko, el cardenal-sacerdote de la Basilica de Santa Sabina en Roma durante la Misa vespetrina el 5 de marzo, Miércoles de Ceniza. (CNS photo/Paul Haring)

ROMA (CNS) — La Cuaresma tiene la intención de despertar a los cristianos y ayudarles a ver que Dios les puede dar la fortaleza para cambiar sus vidas y sus entornos, dijo el Papa Francisco.

Antes de recibir y distribuir las cenizas durante una Misa vespertina el 5 de marzo, Miércoles de Ceniza, el Papa Francisco pronunció una homilía enfocada en una frase del profeta Joel: “Desgarren su corazón y no sus vestiduras”.

El profeta, dijo durante la Misa en la Basílica de Santa Sabina en Roma, “nos recuerda que la conversión no se puede reducir a formas exteriores ni a resoluciones vagas, sino que envuelve y transforma la existencia completa de uno, comenzando con el centro de la persona, la conciencia”.

El Papa recibió las cenizas de parte del Cardenal Jozef Tomko, el cardenal-sacerdote de Santa Sabina.

La conversión comienza con el reconocimiento “de que somos criaturas, que no somos Dios”, dijo el Papa en su homilía de la Misa. Demasiadas personas hoy día, dijo, creen tener el poder y “juegan a ser Dios el creador”.

Durante la Cuaresma, dijo, los cristianos están llamados a usar los tres elementos que el Evangelio recomienda para el crecimiento espiritual: oración, ayuno, y dar limosna.

“De cara a tantas heridas que nos hacen daño y podrían llevar a la dureza de corazón, estamos llamados a zambullirnos en el mar de la oración, que es el mar del amor ilimitado de Dios, para poder experimentar su ternura” dijo el Papa.

Con oración más regular e intensa durante la Cuaresma, dijo, los cristianos están llamados a pensar en las necesidades de los demás, “intercediendo ante Dios por las muchas situaciones de pobreza y sufrimiento” en el mundo.

En cuanto al ayuno, el Papa Francisco dijo que el punto no es solamente seguir las reglas para la Cuaresma de ayuno y abstinencia porque eso podría llevar a la autosatisfacción.

“El ayuno tiene sentido si verdaderamente cala en nuestra seguridad y, por consecuencia, beneficia a otra persona, si nos ayuda a cultivar el estilo del buen samaritano, que se agachó ante su hermano en necesidad y lo atendió”, dijo.

Dar limosna es una práctica que debe ser común entre todos los cristianos, pero especialmente durante la Cuaresma, dijo. Los cristianos dan ayuda y atención concretas a los necesitados, sin pedir nada a cambio, porque reconocen cuánto Dios les ha dado aunque no eran merecedores.

Copyright © 2014 Catholic News Service/U.S. Conference of Catholic Bishops

Miercoles-de-Ceniza-con-Papa-Francisco-BUTTON.jpgROMA (CNS) — La Cuaresma tiene la intención de despertar a los cristianos y ayudarles a ver que Dios les puede dar la fortaleza para cambiar sus vidas y sus entornos, dijo el Papa Francisco. Antes de recibir y distribuir las cenizas durante una Misa vespertina el 5 de marzo, Miércoles de Ceniza, el Papa Francisco pronunció una homilía enfocada en una frase del profeta Joel: “Desgarren su corazón y no sus vestiduras”.

Published
Back