Reunión mundial involucrará sociedad completa para ayudar a fortalecer familias

Por Carol Glatz

Catholic News Service

3/27/2014

Philly-in-Rome.jpg

El Papa Francisco acepta una réplica de la Campana de la libertad por Michael Nutter, el alcallde de Philadelphia. El Arzobispo Charles J. Chaput de Philadelphia (centro) se ve durante la audiencia general del Papa en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el 26 de marzo. Una delegación del gobierno, lideres religiosos, y comunitarios de Pennsylvania se reunieron con funcionarios del Vaticano para planificar el Encuentro mundial de las familias en Philadelphia los 22 a 27 septiembre 2015. (Photo por Paul Haring / CNS)

In English

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) — El Encuentro mundial de las familias en Philadelphia el próximo año estará abierto a familias y personas de distintos credos, incluyendo de ningún credo, para involucrar en general en el diálogo a la sociedad y para servir y fortalecer a todas las familias, dijeron los organizadores.

La reunión, a realizarse del 22 al 27 de septiembre de 2015, “tiene la intención de ser un regalo no solamente para los católicos de Philadelphia, sino también para toda persona de buena voluntad del Estado autónomo de Pennsylvania, de regiones circundantes y del mundo en general”, dijo el Arzobispo Charles J. Chaput de Philadelphia.

Las reuniones que juntan a miles de personas de distintas partes del mundo con diferentes experiencias son fuente de “tremenda alegría” y gracia y “tienen el poder de transformar, de maneras profundamente positivas, toda la comunidad pública”, dijo el arzobispo en una conferencia de prensa en el Vaticano el 25 de marzo.

El Arzobispo Chaput visitó el Vaticano con el gobernador de Pennsylvania, Tom Corbett, y el alcalde de Philadelphia, Michael Nutter, como parte de una delegación de líderes gubernamentales, religiosos, y comunitarios que se reunió con funcionarios del Vaticano para planificar la reunión internacional de familias del 2015.

Aunque los líderes de la delegación se comprometieron a convencer al Papa Francisco a viajar a Philadelphia para celebrar la Misa de cierre del octavo Encuentro mundial de las familias, el Arzobispo Chaput dijo que no se esperaba “en algún momento cercano la confirmación del papa de usar la ocasión para hacer su primera visita pastoral a América del Norte”.

El Arzobispo Vincenzo Paglia, presidente del Pontificio consejo para la familia, que está ayudando a preparar la reunión, dijo que la confirmación podría venir tan tarde como seis meses antes del evento.

El objetivo de la reunión global será ayudar a todas las familias del mundo y acompañarlas “con un enfoque pastoral inteligente, valiente, y amoroso”, dijo el arzobispo italiano.

El Arzobispo Paglia pidió inteligencia para poder de leer la situación actual de las familias de hoy día, “valentía para enfrentar los problemas complejos y numerosos (y) amor para intentar resolverlos, teniendo siempre presente el Evangelio de la familia y la vida”.

Los organizadores vaticanos y eclesiásticos están buscando el más amplio nivel de participación y comentarios posible, dijeron los dos arzobispos, incluyendo de parte de miembros y representantes de otras iglesias y comunidades cristianas, de distintas religions, y de mujeres y hombres que no son religiosos pero que están comprometidos a “traer paz y buena voluntad a nuestro mundo”.

Gente de distintas comunidades y credos cristianas que ponen valor en la familia “pueden enseñarnos algo”, dijo el Arzobispo Chaput , y “somos sinceros acerca de estar disponibles y abiertos a todo tipo aportación”.

Al preguntársele hasta dónde la reunión abrirá la discusión a las realidades de los hogares de padres solteros, de las parejas divorciadas y del mismo sexo, el Arzobispo Chaput dijo que la Iglesia “siempre acoge a personas que difieren con la Iglesia y espero que esa sea una postura que todos tomaremos”.

“Creo que todos nosotros aquí tenemos a alguien en nuestra familia que es divorciado y quizás recasado”, dijo, o “tenemos miembros de la familia que están en relaciones homosexuales”.

Estas son las realidades que enfrenta mucha gente hoy día, “de modo que no abordar esos tipos de asuntos “sería ignorar las situaciones en que muchas personas viven”, dijo.

“Pero no comenzaremos a enfocarnos en los problemas y los conflictos”, dijo el Arzobispo Chaput . “Desde luego, queremos que todos tengan la oportunidad de hablar cuando se provean esas oportunidades, pero tampoco estaremos promoviendo posturas que son contrarias a las expectativas de la Iglesia sobre la vida familiar”.

Es una reunión católica y enfatizará la enseñanza católica sobre la familia y la apertura a la vida, dijo.

Un matrimonio es más que problemas. “Es una gracia, es un regalo y verdaderamente queremos empezar allí y no comenzar con los problemas ni las diferencias ni condenando. Queremos que sea una ocasión de reflexión honesta, la alegre compromiso con la vida familiar”, dijo.

Philly-in-Rome-WEB.jpgCIUDAD DEL VATICANO (CNS) — El Encuentro mundial de las familias en Philadelphia el próximo año estará abierto a familias y personas de distintos credos, incluyendo de ningún credo, para involucrar en general en el diálogo a la sociedad y para servir y fortalecer a todas las familias, dijeron los organizadores. La reunión, a realizarse del 22 al 27 de septiembre de 2015, “tiene la intención de ser un regalo no solamente para los católicos de Philadelphia, sino también para toda persona de buena voluntad del Estado autónomo de Pennsylvania, de regiones circundantes y del mundo en general”, dijo el Arzobispo Charles J. Chaput de Philadelphia.

Published
Back