Victoria Ramón dirigirá ministerio con adolescentes, adultos jóvenes y estudiantes universitarios

Por Michelle McDaniel

North Texas Catholic

10/25/2021

Victoria Ramon
Victoria Ramón (NTC/Juan Guajardo)

De niña ella asistía a Misa como parte de la rutina de su familia, que era muy unida. Sin embargo, todo comenzó a cambiar en el otoño del 2014. 

Poco a poco, Victoria comenzó a enfocarse más en el crecimiento de su fe en Cristo, lo que la llevó a momentos muy significativos de adoración en la Misa y a asistir a varias conferencias y retiros. Durante una visita a las Hermanas Salesianas de San Juan Bosco en San Antonio en el 2015 sintió lo que Dios quería que ella hiciera. 

“A lo largo de mi jornada hasta llegar aquí he reflexionado mucho sobre cuánta gracia he recibido a partir de ese primer encuentro como adulta”, dijo Ramón. “Definitivamente fue ese encuentro con Él en la Eucaristía lo que me movió a dejar atrás mi vieja vida, despojarme de lo viejo y a revestirme de una nueva vida en Cristo. Se trata simplemente de acudir a Misa para encontrarme con Él en la Eucaristía”. 

Cuando regresó de un retiro a su parroquia natal de Santa Ana en Burleson, habló con el Director del Ministerio juvenil de la parroquia. Poco después se convirtió en la Subdirectora de ese ministerio y eventualmente fue nombrada Directora del Ministerio juvenil de Santa Ana.

Le encantó la curiosidad y el entusiasmo que los adolescentes tenían. Ramón se conectó tanto con los jóvenes que se comprometían activamente con su fe, como con aquéllos que necesitaban aliento para hacerlo.

Continuó su trabajo con los jóvenes y colaboró con los que ejercen su ministerio con los jóvenes al servir en el 2019 como Directora Asociada de los ministerios con los jóvenes y adultos jóvenes de la Diócesis de Fort Worth.

El 21 de septiembre de este año Victoria Ramón fue nombrada como la Directora de la Pastoral de los jóvenes, adultos jóvenes y estudiantes universitarios de la Diócesis de Fort Worth. 

Sirve ahora como apoyo y recurso para todos los coordinadores de jóvenes y adultos jóvenes en las parroquias, así como para los ministros del campus universitario, ayudándolos a expandir sus ministerios en las parroquias y las universidades de la Diócesis.

“Tengo muchas ganas de trabajar con los adultos”, aseveró Ramón. “La mayor parte del ministerio que he realizado a lo largo de mi vida ha sido con los jóvenes y sus familias, por lo que tengo algo de experiencia con los padres, pero el poder trabajar con estos adultos jóvenes, estos adultos emergentes que llegan a la edad adulta, es probablemente lo que más me entusiasma”. 

Ella y su compañera de trabajo y amiga, Julie Kiehlbauch, Asistente Ejecutiva del Departamento de Evangelización y Catequesis, han trabajado juntas por muchos años. Laboraron juntas en la Parroquia de Santa Ana de Burleson y trabajan actualmente dentro del mismo departamento de la Diócesis.

“Ella se entrega activamente a lo que hace, y trata de mejorar, aprender y hacer crecer su relación con Cristo. Y eso lo demuestra de la forma que trabaja y las actividades que planea”, dijo Kiehlbauch. “Ella se lo toma muy en serio”.

Victoria dice que su mayor objetivo en el nuevo puesto es “ayudar estos adultos jóvenes a convertirse en discípulos misioneros”, y “ayudarlos a encontrar a Cristo y compartirlo con el resto del mundo”.

Ella está impresionada de la forma en que los adultos jóvenes utilizan la tecnología y las redes sociales para compartir el Evangelio: “Tienen muchas ideas y ven el mundo a través de las posibilidades, lo que los lleva realmente a ser creativos con respecto a la manera que desean difundir la Buena Nueva”, dijo Ramón.

“Reconozco ahora, más que antes, la gran responsabilidad de este puesto, y sigo preguntándole al Señor cuál es Su voluntad para mí y qué me pide; pues, por la razón que sea, me ha llamado aquí en este momento”, explicó Ramón. “Me aferro a Cristo mientras sigo aprendiendo y creciendo en esta posición, y estoy realmente emocionada debido a esta nueva aventura por la que nos está llevando. Estoy también muy emocionada de ayudar a promover la visión de nuestro Obispo para los jóvenes, los adultos jóvenes y los ministerios universitarios de nuestra Diócesis”. 

Victoria Ramón, de 33 años, se graduó de la Universidad de Texas en Arlington con una licenciatura en administración de empresas y está cursando una maestría en catequesis y evangelización de la Universidad Franciscana, que completará en diciembre del 2022. Ella y su esposo viven en el norte de Fort Worth y asisten a la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe. 

De niña ella asistía a Misa como parte de la rutina de su familia, que era muy unida. Sin embargo, todo comenzó a cambiar en el otoño del 2014. 

Published
Back