La iniciativa de Respeto a la Vida proporciona a las madres embarazadas la ayuda adecuada en el mome

Por Susan Moses

North Texas Catholic

11/4/2021

pregnant mom holding bellypregnant mom holding belly
Caminando con las Mamás Necesitadas no es un nuevo ministerio. Más bien, es una iniciativa para traer mayor apoyo y conciencia a los ministerios existentes de Respeto a la Vida, para que los católicos sepan dónde referir a los individuos necesitados.


Una campaña de concientización ha transmitido una lección adicional: el tiempo de Dios es perfecto.

Terri Schauf, la coordinadora del programa de Respeto a la Vida de la Diócesis de Fort Worth, estaba ansiosa por comenzar Caminando con las Mamás Necesitadas, una iniciativa desarrollada por la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos.

El programa, que se implementará en las diócesis de todo el país, alienta a las parroquias a identificar las mujeres embarazadas y los recursos familiares existentes en la comunidad local que podrían ayudar a las madres y familias que carecen de apoyo material o emocional. Las parroquias hacen un inventario de la ayuda disponible en sus comunidades, crean conciencia sobre la misma en las parroquias y fomentan la colaboración y el respaldo de esos recursos.

El comienzo de esta iniciativa estaba pautado para el 25 de marzo del 2020, justo cuando ocurrió prácticamente el cierre del país debido a la pandemia del coronavirus. Después del retraso inicial, las diócesis comenzaron el programa según su propio itinerario. Luego de que se propusieran y se rechazaran diferentes fechas, la Diócesis de Fort Worth inició el programa de Caminando con las Mamás Necesitadas el 31 de mayo del 2021, Día de la Visitación de la Santísima Virgen María.

Tres meses más tarde entra en vigencia la nueva ley de Texas que prohíbe el aborto una vez que se puedan detectar los latidos del corazón del bebé. La mayoría de los abortos tienen lugar después de esta etapa de desarrollo del bebé, por lo que "va a haber muchas mamás que necesiten ayuda y no sepan a quién acudir", dijo Schauf.

El Obispo Michael Olson señaló la importancia del momento providencial del inicio del programa en su entrevista del 20 de septiembre con el Padre Robert McTeigue, SJ, en "The Catholic Current". Monseñor Olson declaró que: “Ésta es una oportunidad para que seamos proactivos…. una oportunidad para preparar nuestras parroquias para apoyar las mujeres embarazadas cuando el aborto ya no es una opción legal para ellas en alguna etapa del desarrollo, de modo que estemos al tanto de los recursos disponibles. Se trata de un enfoque que intenta ayudar a las mujeres más allá de simplemente cerrarles la puerta al aborto, sino que además les abre otros recursos prácticos para ayudar a proteger tanto a la madre como al niño ".

Schauf admitió sentirse frustrada inicialmente cuando se aplazó el comienzo del programa, pero agregó: “Ahora que esta ley ha entrado en vigor en Texas, veo la mano de Dios en el momento oportuno. Confiamos y hacemos lo que nos corresponde, pero también lo ponemos en Sus manos". 

 

Dando los primeros pasos 

Hasta la fecha, alrededor de ocho parroquias han sentado las bases para establecer el programa Caminando con las Mamás Necesitadas y han creado un equipo central de diferentes ministerios: el ministerio de Respeto a la Vida, por supuesto, pero también el de justicia social, los Caballeros de Colón, el club de las mamás y otros ministerios de la parroquia. 

Una vez que los feligreses formaron su equipo central en julio, la Parroquia de la Sagrada Familia de Fort Worth completó un inventario de las diversas organizaciones en su área que pueden ayudar a las mujeres embarazadas o familias empobrecidas.

El siguiente paso en la Sagrada Familia fue hacer una presentación al mes de esas organizaciones, de modo que los feligreses puedan conocer mejor el alcance de los servicios disponibles de cada una de ellas.

Meg Ruhter es la coordinadora de la pastoral juvenil de la parroquia y forma parte del equipo central. Ella ha visto ya un gran beneficio de esta iniciativa cuando los miembros del comité de Respeto a la Vida se sentaron con varios voluntarios de San Vicente de Paúl y explicaron sus respectivos ministerios.

Ruhter dijo: “La necesidad de esta iniciativa era muy evidente. Estos grupos luchan por la misma causa, y se logra más cuando juntos colaboramos”.

Una de las preguntas más comunes que se le hace a Schauf sobre la iniciativa de Caminando con las Mamás Necesitadas es: “¿Se trata esto de un nuevo ministerio? ¿Reemplazará este programa nuestros ministerios existentes?”

Angela Walters, Gabriel Project coordinator, and her husband, Bob, show off some of the baby items they donate to mothers in need in the Diocese of Fort Worth. Roxana Young muestra pañales y fórmula de bebé para las mamás que reciben ayuda en Flourishing Tree.
Roxana Young muestra pañales y fórmula de bebé para las mamás que reciben ayuda en Flourishing Tree.(NTC/Juan Guajardo)

La coordinadora de Respeto a la vida explicó que su propósito es apoyar y crear conciencia sobre los ministerios existentes para que los católicos sepan a cuál de ellos deben referir a las personas que así lo necesiten. Además, los ministerios que anteriormente pueden haber trabajado de forma independiente pueden unirse y colaborar con el objetivo común de ayudar a las madres necesitadas.

Ruhter de la Parroquia de la Sagrada Familia opina igual y comentó que: “Varias organizaciones ya están librando esta batalla. Aprovechemos lo que tenemos. Por ejemplo, el comité de Respeto a la Vida de la Sagrada Familia organiza una colecta de suministros para bebés en octubre de cada año y el capítulo de San Vicente de Paúl patrocina el árbol de ángeles en diciembre. Ella espera que este nuevo programa anime a los grupos de cada parroquia y que la coordinación de los esfuerzos de estos ministerios pueda aumentar su impacto en la comunidad.

 

Evaluar, luego ayudar

La Parroquia del Buen Pastor está a punto de terminar su amplio estudio sobre el apoyo a las mamás en la comunidad local. Hay aproximadamente una docena de personas en el equipo central de Caminando con las Mamás Necesitadas de la parroquia de Colleyville.

Han realizado un inventario de las organizaciones y agencias de la comunidad que pueden ayudar con la vivienda, los alimentos, las necesidades médicas, la adopción, el empleo, los recursos materiales para un bebé, la recuperación de adicciones e incluso con asesoramiento, según Teri Gray, quien dirige el equipo.

Su próximo paso será compilar esta información detallada en una base de datos, señaló Gray, para que los 11,000 feligreses de la parroquia sepan a dónde referir las personas que desean obtener ayuda. 

Representantes de más de una docena de estas agencias y organizaciones estarán disponibles para hablar con los participantes de la Carrera/Caminata de Respeto a la Vida del Colegio de la Santísima Trinidad, que se llevará a cabo el 30 de octubre en la Parroquia del Buen Pastor.

Ed Gray, que ha sido miembro del Buen Pastor desde el 1998, espera poder llegar a todas las personas de la parroquia. Él comentó: “Quieres que la mamá tenga el bebé, pero ¿qué haces tú? Quiere asegurarse de que todos conozcan los recursos. Todos los feligreses podrían ser como ángeles que saben a dónde referir a una madre embarazada necesitada”. 

Gray dijo que el equipo central de su parroquia está enfocado en expandir el conocimiento y la educación sobre el embarazo y los recursos familiares, pero espera que sus esfuerzos también generen más apoyo material y muchos voluntarios, especialmente para el Proyecto Gabriel, que brinda apoyo a las mujeres que tienen embarazos de crisis.

Kaci Cross es la madre de un niño pequeño y un bebé, y ha organizado baby showers para beneficiar al Proyecto Gabriel en su parroquia de origen de la Sagrada Familia. Tener hijos la ha llevado a darse cuenta de la importancia del apoyo de la familia y la comunidad al criar niños pequeños.

Ella explicó la razón por la que se ofreció como voluntaria para el equipo central de Caminando con las Mamás Necesitadas de su parroquia y dijo: “Mucha gente no tiene apoyo. Quiero buscar en las redes los recursos que hay disponibles, y conectar y ayudar a las mujeres que no cuentan con el apoyo de la comunidad.

“El personal y los voluntarios de la parroquia sólo pueden correr la voz hasta cierto punto”, continuó Cross. “Esto nos dará una parroquia entera de personas comprometidas que saben que hay ayuda si ven a una mamá que tiene dificultades. De esta manera habrán muchos más puntos de contacto disponibles para las mamás necesitadas”. 

Terri Schauf, la coordinadora del programa de Respeto a la Vida de la Diócesis de Fort Worth, estaba ansiosa por comenzar Caminando con las Mamás Necesitadas, una iniciativa desarrollada por la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos.

Published
Back