Una Santa Nos Visita

Por Joan Kurkowski-Gillen

North Texas Catholic

9/15/2022

Visitantes a la Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes en Mineral Wells ven las reliquias de Santa Bernardita mientras tocan artículos religiosos contra el relicario el 21 de julio de 2022. (NTC/Juan Guajardo)


Martha Peña fue a venerar las reliquias de Santa Bernardita Soubirous con la esperanza de que ocurriera un milagro, aunque no esperaba que realmente ocurriera uno. 

La residente de Iowa Park viajó por carro hora y media el 21 de julio para llegar a la Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes de Mineral Wells junto con su hijo Andrew, que tiene 40 años y que nació con parálisis cerebral. 

“Los milagros siempre están en la mente de uno y eso sería maravilloso, pero lo que estoy buscando verdaderamente es la curación espiritual”, dijo la feligresa de Cristo Rey que guió la silla de ruedas eléctrica de su hijo mayor hasta el llamativo relicario de oro. “Él nunca ha visto una reliquia de un santo, así que pensé que ésta sería una buena oportunidad para él”. 

Más de tres mil personas visitaron la parroquia rural de Palo Pinto entre el 20 y el 22 de julio con la esperanza de renovar o fortalecer su fe, encontrar la paz en una situación difícil de sus vidas o simplemente para reflexionar sobre la vida de santidad que tuvo una campesina francesa. La Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes fue uno de los cuarenta y dos lugares de los Estados Unidos que fueron elegidos para albergar las reliquias de Santa Bernardita, una niña asmática de catorce años que vio 18 apariciones de la Virgen María y que descubrió un manantial de aguas curativas, según se lo indicara la Virgen. Las reliquias estuvieron también un tiempo breve en la Parroquia de San Francisco de Asís de Graford.

“Ha sido una gran bendición para nosotros y para tantas personas que han venido aquí”, dijo el Padre Thomas D’Souza, SAC, párroco de Nuestra Señora de Lourdes. “Los fieles me dicen: ‘¡Ya no tenemos que ir a Francia!’”

Santa Bernardita es una santa muy conocida, cuya humildad y obediencia se mostraron en la película ganadora de varios Premios de la Academia, “La Canción de Bernardita”. La joven vidente padeció de problemas de salud e inicialmente fue perseguida por el gobierno francés, las autoridades eclesiásticas y miembros de su propia orden religiosa.

El Padre D’Souza saludó a los peregrinos que viajaron a su parroquia desde lugares tan lejanos como Oklahoma, Puerto Rico, Waco y San Antonio, y espera que las personas que veneraron las reliquias aprendan valiosas lecciones de la vida de la santa.

“Ella nunca se dio por vencida ni renunció a lo que creía. Ésa debe ser nuestra convicción”, dijo. “Cuando defendemos la vida o sabemos que algo está bien, no debemos dar marcha atrás. No importa la presión a la que te enfrentes, defiende la verdad”.

El relicario viajero, que llegó el 7 de abril a los Estados Unidos para su primera gira por el país, se encargó en el 2019 para satisfacer la creciente demanda de personas que querían honrar a Santa Bernardita fuera de Francia. El relicario fue elaborado con oro y esmalte en un estilo neogótico por artesanos españoles y fue diseñado para reflejar el espíritu de Lourdes y la gran devoción mariana de la santa. Contiene una reliquia ex-carne de primer grado extraída del cuerpo incorrupto de Santa Bernardita cuarenta y seis años después de su muerte en el 1879. 

Las reliquias son un recordatorio para los fieles de la santidad de una persona (santo o santa); y sirven de inspiración para pedir por la gracia de Dios para que uno lleve una vida de fe semejante.

Visitantes ven las reliquias de Santa Bernardita. Al tocar sus sacramentales contra el relicario, los objetos religiosos se convierten en reliquias de tercera clase. (NTC/Juan Guajardo)

Muchos de los visitantes que fueron a venerar las reliquias de Santa Bernardita llevaron rosarios, estampas y otros sacramentales hasta el relicario de vidrio, por lo que dichos artículos se consideran reliquias de tercera clase.

Mientras el relicario estuvo en Mineral Wells se invitó a los peregrinos a participar de las Misas diarias, las procesiones nocturnas a la gruta de la parroquia a la luz de las velas, el sacramento de la reconciliación y la liturgia de la unción de los enfermos. El recorrido de las reliquias, que fue dirigido por una guía de los Voluntarios de Lourdes de América del Norte, incluyó una peregrinación virtual que permitió a los feligreses tocar rocas de la Gruta de Massabielle y y se les permitió tocar el agua procedente de la Gruta de Lourdes durante el “gesto del agua” (le geste de l’eau).

El agua bendita se usó para bendecir 1,900 rosarios hechos por los feligreses de la Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes y que se distribuyeron a los visitantes.

Un grupo de jóvenes de la Parroquia del Santísimo Sacramento de Arlington pasó parte de su semana misionera de verano en Mineral Wells para vivir la experiencia de las reliquias y asistir a Misa. La llegada del relicario de Santa Bernardita en julio a la Diócesis de Fort Worth fue un momento afortunado, según Renee Alarcón, la directora del ministerio de jóvenes de la parroquia.

Alarcón aprovechó la excursión de un día para hablar sobre Nuestra Señora de Lourdes, la vida de Santa Bernardita y el proceso de la Iglesia que conduce a la canonización. Respondió a las muchas preguntas del interesado grupo, describió qué es una reliquia, qué la hace sagrada y la diferencia entre venerar una reliquia y el culto católico a Dios y la Eucaristía.
“Espero que esta experiencia les haga saber que pueden acudir a los santos para acercarse a Cristo”, dijo.

Félix Ruiz, quien vino a ver el relicario con su hija y sus nietas, dijo que es importante entender la historia de Santa Bernardita y las importantes lecciones de fe que nos enseña. Gracias a su confianza en la Virgen María, la hija de un molinero, que tenía una enfermedad crónica, ayudó a crear un lugar de peregrinación que trae paz y consuelo a millones de personas cada año. Santa Bernardita es la patrona de los enfermos, los pobres, los pastores y de las personas ridiculizadas por su piedad.

“En tiempos de lucha y de necesidad, tenemos que rezar el Rosario”, dijo Ruiz, feligrés de la Parroquia de San Esteban. “En lugar de detenernos en todas las cosas malas que suceden y sentirnos desesperanzados, tenemos el Rosario para apoyarnos. Contamos con nuestra Madre María para que interceda por nuestras necesidades”.

 

Miles de peregrinos acuden a la Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes para ver las reliquias de Santa Bernardita Soubirous 

Published
Back